Miles de chicos y chicas en El Molino para cerrar su Congreso

Después de tres jornadas con múltiples actividades en Santa Fe y Rosario, finalizó “El Congreso de los Chicos. Hablemos de la Felicidad”. Hubo espectáculos masivos en ambas ciudades.

Miles de niñas y niños santafesinos de entre 4 y 14 años colmaron este sábado la Calle Pública de El Molino par el cierre de su Congreso, luego de tres días de juegos, charlas y encuentros con congéneres de toda la provincia, así como invitados del resto del país y Latinoamérica.

En una tarde de sol radiante, más de 5000 personas participaron del espectáculo montado bajo los paraboloides. Allí bailaron y disfrutaron de un día pleno con las canciones de Patricia Barrionuevo, Rubén Carughi, Raúl Segades y un cierre a puro ritmo con Rubén Rada.

Mientras la pantalla se llenaba de imágenes que mostraron en pocos minutos los tres días de encuentro, juego y acción, relatos y creaciones, inventos y construcciones, se leyó el Preámbulo de los Congresales, escrito por los chicos y chicas: “Nos los representantes de los chicos santafesinos e invitados argentinos y de Latinoamérica, decimos en congreso constituyente que lo que termina con la felicidad es la plata, y decidimos derogarla, desde hoy nadie tendrá ni usará plata hasta que los grandes decidan repartir bien la plata, las cosas, las palabras y la tecnología”.

En Rosario, en tanto, el cierre se realizó en el Monumento a la Bandera, y también hubo importantes números musicales, entre los que destacaron, Patricia Sosa, Luis Pescetti, y Jorge Fandermole, entre otros artistas.

Conclusiones

En ambos actos se leyeron las primeras conclusiones de las decenas de encuentros realizados en los espacios del Tríptico de la Imaginación y Casa de Gobierno, en Santa Fe, y en el Tríptico de la Infancia y Plataforma Lavarden, en Rosario.

Dijeron los niños sobre la felicidad: “La felicidad es bailar en secreto, sin que nadie te mire ni sepa que estás bailando”; “Es alargar el tiempo…”; “Es tener permiso para reírse…”.

Dijeron los chicos sobre sus derechos: “Tenemos derecho a descansar, a jugar, a ser felices, a que nos escuchen…”; “Tenemos derecho a jugar solos…”; “Queremos tener derecho a la desmesura, a tener muchos amigos. Quiero que me inviten a la fiesta que no me invitaron nunca, queremos salir sin miedo, hablar fuerte y sentirnos cómodos en la mesa de nuestra casa…”.

Dijeron los chicos sobre la identidad: “Cuando no olvidamos más a las personas que amamos y podemos olvidar a las personas malas…”; “Si los grandes se convirtieran en mariposas, se arrancarían las alas porque pelean todo el tiempo y nunca se entienden…”; “Los chicos tendríamos que plantar una bandera y marcar un territorio como cuando los perros hacen pis, y decir que no se maten más…”.

Dijeron los chicos sobre el medio ambiente: “No talen árboles…”; “No tiren basura por todos lados…”, “No ensucien con basura los ríos…”; “No maten animales…”; “No nos ahoguen con el humo…”.